miércoles, 2 de abril de 2014

Nuestro colaborador Ángel Manuel Gómez Espada gana el XIII premio de Poesía Dionisia García.





         Hoy hablo con una inmensa alegría por el hecho de que mi íntimo amigo Ángel Manuel Gómez Espada, con el que llevo catorce años capitaneando la revista literaria El coloquio de los perros, ha ganado el XIII Premio de Poesía Dionisia García que convoca la Universidad de Murcia con su libro Postales en un cajón de galletas.

          Ángel Manuel pertenece a una generación de poetas nacidos más o menos a mitad de los 70 en la Región de Murcia que ha sido demasiado infravalorada por múltiples intereses o circunstancias que ahora no viene al caso analizar.

          Sí quiero apuntar, sin embargo, la más importante de esas razones, algo que hemos estudiado él y yo solitos durante decenas y decenas de noches “coloquiales” bañadas en Estrella de Levante: la Región de Murcia no ha sabido estructurarse poéticamente como otras provincias o regiones españolas para destacar a nivel nacional, pudiendo haberlo hecho. Y no sólo hablo de estructuración político-administrativa, ojo. Hablo de miserias entre escritores, de infantilismo putrefacto en forma de vanidad y de individualismo atroz, de no querer ceder para que un conjunto de autores pueda organizarse y dibujar un panorama poético de interés con marca de la casa.












          Pero descorchemos ahora las botellas, brindemos, bailemos y gritemos eufóricos por este premio, por mi hermanico Ángel Manuel, por otra piedra en la sólida construcción ilusoria del poético Planeta Murcia, pues como dijo Henry “Hank” Chinaski, una botella sin descorchar es una fiesta que aún no ha empezado.




Juan de Dios García.








Las fotos utilizadas pertenecen al blog de Enrique Falcó,
 amigo del poeta, y son de Sonia Marques. Gracias a ambos.



No hay comentarios: