domingo, 4 de mayo de 2014

Las semillas del UNO (II): el primer ilustrador de LGC es SEISDEDOS.






ecíamos ayer que el aspecto gráfico de la publicación forma parte del cuerpo de la revista LA GALLA CIENCIA como un autor más. Buscamos artistas que dejen al lector suficiente libertad para que puedan incorporar su propio mundo, al modo en que lo hacen con los poemas editados.


Puestos a escoger autor, tenía que ser alguien que se integrara sin estridencias con el blanco y negro del resto de los contenidos, y que comunicara con la misma intensidad, ya que el color -que siempre estimula los sentidos- no iba a estar en nuestro papel . El estilo a encontrar tenía que ser más inmediato y fresco que el óleo, más rápido y directo. Nuestro artista quizá debía trabajar más con la tinta china, la acuarela o el bolígrafo que los pinceles y el lienzo. Y ahí llegó Álvaro García SEISDEDOS.

                  
Le conocíamos por su página en Facebook, y que -aunque afincado en Barcelona- nació en Lorca. El contacto se hizo agradable desde el primer momento, teniendo que salvar las dificultades de explicar el concepto del diseño sin contar con una prueba impresa; se buscaron todos los símiles posibles para conseguir una fusión perfecta, una aportación brillante y cosida a nuestra páginas con el mismo ardor que nuestrxs poetas. Y con SEISDEDOS lo conseguimos.



Os dejamos las páginas en las que el propio Álvaro habla de sí mismo. Es la mejor presentación del autor que ha pasado ya a la historia de nuestra revista como la imagen del Número UNO.



GRACIAS
de nuevo, Álvaro,
por tu grandiosa
 colaboración.



  




Todas las ilustraciones incluidas en este artículo pertenecen a SEISDEDOS y proceden de su página en internet, donde podéis disfrutar de su trabajo artístico y profesional, y algunas forman parte de la colección publicada en nuestro primer número:






La Galla se presenta en la sobrecubierta en papel vegetal basik, abrazando la creación de SEISDEDOS. Una fusión perfecta para el Número UNO.

















Próxima entrega:

Y ahora, ¿QUÉ?























No hay comentarios: