jueves, 17 de julio de 2014

BASILIO PUJANTE PASEA POR "CIUDADES JIRÓN", DE ALBERTO CARIDE


El pasado 10 de Julio estuvimos hablando de la Editorial Lastura y la gran labor que está realizando con sus colecciones de poesía, apostando siempre por los jóvenes autores. Como muestra de ello, os dejamos la reseña del poemario de Pedro José Morillas, "Somos atentado".

Como os adelantamos la semana pasada, continuamos con nuestras reseñas, esta vez con "Ciudades Jirón", de Alberto Caride.

Nuestro amigo del Colectivo Iletrados y crítico literario, Basilio Pujante, es quien nos habla del último poemario de Alberto. 

Y no tiene desperdicio, que conste.

Si queréis, además, escuchar al poeta recitando un poema de "Ciudades Jirón" para La Galla Ciencia, visitad nuestra sección RECitales.




 

"Ciudades Jirón"

Alberto Caride 
Lastura, Ocaña, 2014




            








  Suele ser una idea bastante aceptada que el concepto de ficción en la Literatura ha de aplicarse a géneros como la narrativa o el teatro, mientras que el ensayo o la poesía huyen de lo ficticio para mostrarnos, uno, reflexiones teóricas y, la otra, experiencias personales. En el caso de la narrativa moderna estas aparentes certezas han quedado en entredicho por la inclinación de algunos escritores a mezclar ficción y autobiografía, la llamada “autoficción”, que nos mostraban la porosidad de ciertas fronteras. En el caso de la poesía vivimos aún bajo el influjo de la idea decimonónica de que el poeta expresa, por encima de todo, sus sentimientos en los versos que escribe, aunque en la manera de construirlo exista también un no desdeñable componente ficcional. 
  



En este poemario de Alberto Caride (Alcantarilla, 1982) se puede observar este choque entre lo confesional y lo ficticio que caracteriza a cierta poesía contemporánea. Porque sí, Alberto escribe sobre lo que ha vivido y sentido durante los últimos años en diversas ciudades y momentos decisivos, pero lo hace creando unos poemas en los que la experiencia queda tamizada por la perspectiva que el paso del tiempo impone y que lleva al poema a convertirse en una recreación imperfecta de lo experimentado. Tenemos por la tanto unos versos en los que es tan importante lo vivido como el punto de vista que el poeta aporta, a veces con la distancia de los años, de lo ocurrido. 


            Ciudades Jirón es el segundo poemario de Alberto Caride y en él se puede observar una continuación de los presupuestos poéticos de los que partía en su opera prima: Narciso despeinado (2012). En este libro encontramos mayor madurez a la hora de afrontar algunos temas como el paso del tiempo, la amistad, el amor o el recuerdo y la irrupción de otros como la crítica social, presente en “A los ojos” o “Dejarse llevar”. Todos ellos aparecen con un lenguaje cercano aparentemente a lo conversacional, pero en el que una lectura atenta descubre una búsqueda de la palabra adecuada. A menudo se cuela en el poema un lenguaje propio de la Lingüística (“Un sí condicional”), del periodismo (“Previsiones meteorológicas”) o descripciones muy cinematográficas (las primeras estrofas de “Imagen primera”). También es muy cuidadoso Caride con que el poema consiga siempre tener ritmo, algo que no es fácil de lograr con los versos extensos que a menudo utiliza. 

            El poemario es una cartografía sentimental de la vida del autor. Se suceden localidades que siempre traen un recuerdo de lo allí vivido; porque Córdoba, Catania, París, Nueva York o Madrid son simples escenarios, ya que lo importante no es el dónde sino el qué y, sobre todo, el con quién. Por eso, creemos que en el título del libro es más importante el segundo sustantivo: los poemas son un recuento de los jirones de vida que se han ido perdiendo por el camino y que, llegado el momento, merece la pena recuperar. Desde este punto de vista, el último poema del libro, “Todas las mujeres de mi vida se mueren por ser tú en este momento”, se puede entender como el cierre de una de las isotopías que recorren el libro: la de los amores vividos. 

            Como en casi todo poeta que está empezando a publicar sus obras, las influencias son bastante palpables en Ciudades Jirón. Además de un tono propio de muchos de sus contemporáneos, Caride explicita mediante los paratextos la importancia que han tenido en la gestación del libro poetas como Jaime Siles, Caballero Bonald, Emily Dickinson o Vicente Aleixandre. Pero en el libro también se cuelan también versos de músicos o grupos como Joaquín Sabina, Los Secretos, Revólver o Extremoduro y referencias a películas como El viaje de Chihiro o No es país para viejos.
            Todo ello convierte a Ciudades Jirón en un paso adelante en la trayectoria poética de Alberto Caride. 


Basilio Pujante
  


No hay comentarios: