jueves, 10 de julio de 2014

"SOMOS ATENTADO", DE PEDRO JOSÉ MORILLAS








 "Somos atentado"
Pedro José Morillas Rosa
Lastura (2013)











"Somos atentado", primer poemario de Pedro Morillas, es una suerte de chispa que parte del interior, que extiende su melancolía por la larga mecha de una soledad cantada y que, desde el comienzo, sabemos que, tarde o temprano acabará estallando en lo indecible de la memoria; memoria que es presente consecuencia del pasado pero con vistas a un futuro donde es hermoso el puente del precipicio.

Pedro J. Morillas, nacido en Jaén en 1984, según él mismo sin término medio para los sentimientos, como se nos avisa en el prólogo de Agustina Barbaresi, vino a Madrid para ser ingeniero pero, con una virtud cauterizada en su propio defecto que era y sigue siendo la poesía. Nací poeta a la fuerza dice el primer poema de su libro recién publicado por la editorial Lastura, de reciente aparición.

Cuando le pregunto sobre el porqué del título, me dice que procede de la cita con la que, de hecho, abre el libro y que está tomada del título de un poema de Huidobro: La poesía es un atentado celeste. Pero Pedro lo explica mejor: El amor nos hace explotar por dentro; en ese sentido es incontrolablemente controlado y descontrolado por nosotros mismos hasta que nos estalla y, al comentar el claro contenido social del poemario, añade: Vivimos una época difícil y se nos calla demasiado; la gente está tranquila en casa, pero ojo con nosotros, cualquier día vamos a estallar; el cansancio manifiesto ante los que nos manejan como títeres merece como poco la respuesta contundente del poema.



Somos atentado está dividido en tres partes que son la conjugación del presente de indicativo del ser del poeta. En la primera parte: Soy atentado, Pedro J. nos habla de su infancia y de sí mismo y nos acerca al hombre que se carcome, nos parece pedir a gritos que alguien me separe; aquí se acumulan los poemas más duros, la mecha se enciende y ya no hay vuelta atrás; afirma el poeta haber nacido en un jardín reservado donde ya están otorgados los mejores sitios, pero concluye con esperanza: Visto de lejos, el campo se parece a mí.

En la segunda parte: Eres atentado, nos habla del amor, de su musa y tédax, Isel, a quien dedica el libro: De Isel me gusta la alegría. / De Isel me gusto yo. Es la parte más extensa y central del poemario que hace de eje del mismo y en la que se nos habla de lo importante que es el amor como agente de profundo cambio: Isel, / tú haces que yo esparza / la desnutrida garganta del viento / sobre el aquelarre / donde danzan / mis demonios. Si bien es típico en una obra literaria que ocupe el nudo la parte central, en Somos atentado, hay una gracia de dulzura en esta parte donde se canta el impacto del verso enamorado, Isel salva al poeta de sí mismo y queda incautada, de momento, la avisada explosión.

Y, finalmente, en Somos atentado, nos cuenta la sorpresa ante la falta del gran alarido del hombre que calla frente a la injusticia, nos anima a seguir luchando y no duda en hacerse autocrítica: Hoy me manifiesto / contra mí. También de esta parte son curiosos sus Anuncios Poetizados, originales condensaciones de crítica metaliteraria: Se vende poema / bien iluminado, / todo interior. / Ahora asequible / en cómodos plagios.

Más allá de este libro, Pero Morillas o Nino, como lo conocen en Mancha Real, su pueblo natal, es profesor de ciencias, pintor e ilustrador; ha diseñado, por ejemplo, el logo de su amado grupo Poekas así como la portada de la antología del colectivo. Se encuentra traduciendo a un escritor Mauriciano al que admira mucho: Malcolm de Chazal, y sigue recitando en diversos medios. Defiende lo público y cree que todo el mundo debe leer mucho y amar para que se acaben los problemas, así lo dice en uno de sus tuits: El espacio / que no tiene espacio / abarcando todo el espacio / es el amor.



Carlos Vaquero






Pedro José Morillas Rosa (Mancha Real, Jaén, 1984) es poeta, pintor, ingeniero de telecomunicación (UPM) y profesor de Matemáticas y Física y Química en la academia CEPN que dirige en Madrid. Empezó a publicar su obra en el periódico adolescente La Palabreja de su instituto y, ya en la capital, continuó la andanza poética asistiendo y delegando el aula de literatura del Colegio Mayor Fundación SEPI. Ha ilustrado la revista Al otro lado del espejo y expuesto sus cuadros al aceite de oliva en centros culturales y salas de exposición de Madrid, Bilbao, Cáceres y Granada. Gracias a eso y a los recitales desde Poesía Joven de la Comunidad de Madrid, conoció al grupo de poetas vallecanos Poekasdel Centro Cultural Paco Rabal, del que forma parte. Ha sido locutor de radio en el programa de poesía Houston, tenemos un poema (2009-2011). Somos atentado es su primer poemario. Para leer el blog personal de Pedro José Morillas, pinchad el siguiente enlace.

No hay comentarios: