viernes, 1 de agosto de 2014

SÓLO DEJA QUE VAYAN LOS DÍAS




Andrés García Cerdán publicó el poemario Carmina en 2012. Le costó ganar el Certamen Internacional de Poesía Barcarola. Y no era para menos. Desde entonces, Carmina se ha editado tres veces. 

Por ello, un grupo de amigos -y buenos lectores de poesía- ha querido celebrarlo con él escribiendo unas palabras sobre este magnífico poemario que va ya por su tercera edición. Y lo merece: quien lo leyó lo sabe.


ANTONIO AGUILAR, JEAN PAUL CARIBDIS, VICENTE CERVERA SALINAS, ALBERTO CHESSA, JOSÉ DANIEL ESPEJO, JUAN DE DIOS GARCÍA, NOELIA ILLÁN, SAMUEL JARA, JAVIER LORENZO CANDEL, ANTONIO MARÍN ALBALATE, RUBÉN MARTÍN DÍAZ, CONSTANTINO MOLINA MONTEAGUDO, LUIS MORALES OLIVAS, JAVIER MORENO, DAVID MOYA GARCÍA, JOAQUÍN PIQUERAS, LUCÍA PLAZA, MANUEL PUJANTE, ANTONIO RODRÍGUEZ JIMÉNEZ, DAVID SARRIÓN, JAVIER TEMPRADO, ARTURO TENDERO, VICENTE VELASCO y NATXO VIDAL GUARDIOLA colaboran en este especial de Carmina al que hemos querido titular "Sólo deja que vayan los días". Aderezado todo ello -cómo no- con las magníficas ilustraciones de KARMINA RAMÍREZ BELMONTE.

  
La Galla Ciencia es una revista de poesía en papel. Pero como bien saben nuestros lectores, no olvidamos nunca eso que llaman "las nuevas tecnologías". 

Gracias a Andrés comenzamos desde La Galla Ciencia una serie de publicaciones digitales que podréis descargar de forma gratuita en nuestra web. 

Pinchad aquí para ver el contenido del especial Carmina.
Esperamos que lo disfrutéis. 



LA GALLA CIENCIA



1 comentario:

Antoni García dijo...

Soy fan de Andrés, desde que lo conocí cuando él aún estudiaba Filología y Vida en Palermo (o era Murcia?). Iba a publicar uno ya un librillo, pero me dio un adelanto de "Los nombres del enemigo" y me dije: me espero al menos un par de décadas más. Cómo coño ha llegado escribir así este chaval que podría haber sido mi alumno (afortunadamente para él no seguí por los institutos de Albacete).
Volveré a leerte en cuanto publique una cosa que tengo por ahí. No antes: no quiero brillar en el Parnaso del Inserso.
Un abrazo grande como tú.Andrés