martes, 9 de diciembre de 2014

HOY FIRMA: ROBERT FURLONG Y PEDRO JOSÉ MORILLAS. "SENTIDO MÁGICO, DE MALCOLM DE CHAZAL".







Sentido Mágico
     
Malcolm de Chazal 

Madrilenian, 2014 

Traducción de Pedro José Morillas Rosa







Sentido Mágico data de 1957. Primera colección de escritos poéticos de Malcolm de Chazal, es, asimismo, una importante obra de transición. La década de 1940 en que el apogeo de Malcolm de Chazal vino con la aparición en París de Sens-Plastique (Gallimard, 1948) y La vie filtrée (Gallimard, 1949) había terminado y con ella igualmente finalizó la intensa producción de aforismos que, de 1940 a 1947, había conformado la imagen de un escritor-pensador de insólito genio que se expresaba a través de su capacidad para «crear pendientes en las palabras, romper las barreras del lenguaje para dejar pasar y fluir hacia afuera la sensación» (La vie filtrée). De hecho, aquel que se había lanzado a la escritura a través de escritos de economía política a finales de los años 30 denunciando a los capitalistas locales y su egoísta gestión industrial, se había transformado. El ingeniero en tecnología del azúcar formado en Baton Rouge en Luisiana se convierte en un audaz trovador que sabe hábilmente lanzar palabras e ideas recibidas.

La década de 1950 prolonga la anterior en el sentido de ir mucho más allá: el trovador descubre que las palabras poseen un «alma-poesía»... Experimenta con las formas, busca aquella que pudiera convertirse en el mejor modo de expresión de sus verdades, aprende, con asombro, que su isla es la cima emergente de un continente hundido, recibe ─en un sentido swedenborgiano─ las revelaciones de la flor y de la piedra, se adentra para revelar mejor un reino en que la palabra clave es el encantamiento... El trovador del lenguaje se convierte en mago: su obra maestra Petrusmok. Mythe. (Port-Louis: Esclapon, 1951) es testimonio de ello en cada página... Durante este proceso creativo, Malcolm de Chazal se lanza, alternativamente y con frenesí, a la escritura dramática (escribe 15 obras de teatro de las que quema una decena), a los cuentos y novelas (que no serán publicados hasta 2010), a las crónicas de prensa (980 entre 1948 y 1978), a los ensayos metafísicos (29 aparecidos entre 1950 y 1956), a la expresión poética... Sentido Mágico es la primera manifestación. Le seguirá Apparadoxes (Port-Louis: Almadinah) en 1958; Poèmes (París: Jean-Jacques Pauvert) en 1968 y Humour Rose (Port-Louis: Revue Point Barre) en 2012. Sentido Mágico llega a contar con dos ediciones «originales» que salen el mismo año... La primera edición, con un pequeño número de ejemplares no especificado, es mauriciana y data de julio de 1957. La segunda es elaborada algunos meses más tarde en Madagascar por la Société Lilloise d´Impression gracias a una amiga del poeta...

La escritura que caracteriza a Sentido Mágico transforma al universo en una infinidad de maravillas y constituye un afortunado preludio a la última metamorfosis del poeta.
Desde 1958, el propio año que sigue a la aparición de Sentido Mágico, Malcolm de Chazal descubre, gracias a la hija de la amiga antes mencionada y a la que sorprende mientras está pintando, aquello que iba a convertirse inmediatamente en su medio de expresión privilegiado: ¡la pintura! El deslumbramiento poético a través de los colores, la redefinición de las formas mediante su ruptura, la humanización de los objetos a través de su elaboración pictórica caracterizarán a esta pintura venida a sustituir a las palabras para expandirlas mejor... Sentido Mágico es, por tanto, una obra de transición que anuncia al poeta pintor cuya varita mágica será, en adelante, el pincel...
 

 Robert Furlong

Presidente de la fundación Malcolm de Chazal 
y estudioso de dicho autor, caballero de las artes y las letras.






Otro enigma es el título del libro. Lo que está claro es que Malcolm pareció buscar la palabra que pudiera tener más acepciones, once nada menos en el diccionario de la RAE. Una palabra que es, para más inri, una acepción; nada más adecuado para designar de forma concisa un libro que mira a las cosas vivas o inertes desde todo un mágico proceso fisiológico que nos provoca sentimientos, incapaz de ofender al que con facilidad lo hace, que tiene toda la razón en la mayor falta del entendimiento, cuyo modo particular de entender el universo tiene de todo menos sentido, que va en los lados excéntricos de cualquier dirección, que tiene razón de ser y de no ser en absoluto y que tú puedes ver de una forma y yo de otra totalmente distinta. Por eso sigamos el camino con sentido en el sentido en que así decidan tus sentidos y grite abracadabra la magia de la percepción. 



Podemos, tras su lectura, hacer encajar al libro en una corriente filosófica, aunque sea nueva, aunque nos la inventemos, podemos hablar del unismo y es bien cierto que tiene muchos poemas que tienen bastante que ver. El unismo vendría a ser una forma de pensamiento que considera que no hay distinción entre el Creador y la Creación, en tal sentido resulta una doctrina pagana e idólatra desde el punto de vista religioso, pero ni siquiera definiríamos del todo las ideas de Chazal con ella. Malcolm nos habla más bien de que los polos opuestos y las entidades contrarias son, en efecto una misma cosa que contiene más o menos característica de un aspecto concreto, así: 
El negro
es la luz
agujereada o El agujero
en el agujero
es lo pleno;
 
Llegando incluso a considerar que, sabiendo la propia naturaleza que es varias cosas en una, se confunde y, por tanto:
 
Todas las nubes
se creen en el mar.
Ningún pez
se cree en el agua;
 
Él mismo declaró: No hay nada como intentar ver dos cosas al mismo tiempo para poner la mirada patas arriba. Lo novedoso que aporta el autor es que él no hace metáfora con esto, no establece ningún juego de símiles para trasladarnos una imagen hermosa, si bien él mismo dijera en otra de sus grandes obras La Vie Filtrée: “La poesía no es otra cosa para mí que el arte de describir lo invisible con imágenes de ángel”, es razonable pensar que quizá en su visión panteísta del mundo él mismo se considerara un ángel trasladándonos todo aquello de lo que eran capaces sus alas y desde luego arte no le faltaba. Pero Sentido Mágico es tantas cosas que no podemos quedarnos solamente en la destreza analógica de que hace alarde su autor. Hay también referencias bíblicas y algunas consideraciones muy críticas respecto a la iglesia, en concreto hacia el sacerdocio; también se hacen referencias a algunos cuentos clásicos y hay cantidad de joyas para quienes gusten de las ciencias donde se le ve al genio mauriciano el ingeniero que también en él habita. Poemas como los siguientes recuerdan mucho a la teoría de la relatividad de Einstein, a quien tuvo la oportunidad de escribir alguna carta:
 
Unos árboles
suben
por esa colina.
Haz subir
un cordero
y los árboles
se detendrán
estupefactos
 
Para que
el camello
pase
por
el ojo
de una aguja
basta
con filmarlo
a través.
 
Se quedó inmóvil
la bailarina.
La sala
bailó.
 
A Newton seguramente le habría gustado esto:
 
La iglesia
avanzaba
hacia el gentío
que a ella
llegaba
 
Y a Doppler lo siguiente:
 
El sonido,
saliendo
del claxon,
huyó.
El auto
lo perseguía.
 
 
Y es que también en los poemas hay movimiento relativo según en quién se coloque el punto de vista y una atracción, ya no sólo entre la matería sino entre los conceptos y los sentimientos como si todo en el mundo fuera pura interacción. No sólo eso, hay poemas bellísimos sobre el espacio y el tiempo, donde alejados del concepto matemático nada son el uno sin el otro. Se canta a la vida continuamente desde la voluptuosidad que es para el autor el sentido único, el más importante, pues no hay que tener dioptrías para el deleite: “La voluptuosidad es un ciclo de transposición de vida” o más aún: “La voluptuosidad total nos haría degustarnos en el paladar del otro” que recuerda a la frase “La belleza será comestible o no será” con que Dalí corrigió la famosa sentencia con que Breton terminó su obra Nadja: “La belleza será convulsiva o no será”. 
Habla de la mujer como un ser que se olvida las distintas partes de su cuerpo como si fuera la carne geografía. Por supuesto, también nos habla de la muerte, pero no tal y como la entendemos, no es algo que se produce sino algo que nosotros producimos, no morimos, nos matamos: “Morimos por falta de amor, por una ausencia, por desesperación... La muerte ha sido construida con el sentimiento de rechazo que hay en el hombre. Nosotros hemos fabricado la muerte”. De hecho, en Sentido Mágico: No somos/ completamente/ dueños de nuestro cuerpo/ sino en la muerte. Y cuando seguimos avanzando, nunca falta el camino pues el libro, como se decía al principio, es una senda que nos invita a transitar con él:
 
Una bicicleta rueda por el camino.
El camino es la tercera rueda
que hace rodar las otras dos.
 
El camino
siempre tiene miedo
en las curvas
de ser aplastado
por la luz .


El camino más corto
de nosostros mismos
a nosotros mismos
es
el universo.
 
El auto
nunca
alcanzará
la velocidad
del camino. 


Pedro José Morillas Rosa
 

En la fotografía, Robert Furlong, el poeta y traductor Pedro José y el editor, Óscar Cuadrado.


PEDRO JOSÉ MORILLAS ROSA (Jaén, 1984) es profesor de Matemáticas, Física y Química. Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones (UPM) y dirigió el Aula de Literatura del colegio mayor Fundación Sepi. Aparece en la antología Poekas o en revistas como Nayagua. Publicó Somos Atentado en 2013 (Lastura) y es traductor del poeta mauriciano Malcolm de Chazal; está asimismo traduciendo la novela Whim de Luke Rhinehart. Es uno de los autores del Número DOS de La Galla Ciencia, cuyo poema "Desembarco" podéis escuchar visitando la sección RECitales.

Podéis seguirlo pinchando el siguiente enlace.


1 comentario:

Lastura Editiones dijo...

Magnífica labor la de Pedro José Morillas y Óscar Cuadraado, editor de Madrilenian. "Sentido mágico" se convirtió en uno de mis libros de cabecera desde que cayó en mis manos. Los colores, la luz, las formas... todo distinto a lo anterior, una nueva manera de comprender las cosas más cotidianas. Incomprensible que Malcolm de Chazal nos llegue a los españoles tan tarde. Por suerte para todos, ya está aquí. Lidia.