martes, 3 de marzo de 2015

HOY FIRMA: HOMENAJE A LEOPOLDO MARÍA PANERO: "Creo que la única obra de arte debe estar hecha con la vida, es así que la mejor obra de Byron es su vida. La vida termina en Missolonghi."



LMP retratado por LUIS ARENCIBIA en 2003
Entrevista realizada a Leopoldo María Panero en el año 2013 y publicada, junto al estudio "Leopoldo María Panero y Fernando Pessoa, o la ausencia de biografía", por  
Pablo Javier Pérez López en otoño de ese año*.
La familiaridad entre las poéticas de Fernando Pessoa y Leopoldo María Panero son el objeto de dicho estudio pormenorizado, que publicaremos el jueves.. En este documento se elaboran algunas intuiciones inaugurales para un tratamiento de esta sintonía centrándose en los conceptos de otredad, máscara, nada, fragmentariedad, tragedia y fingimiento.


Pablo Javier Pérez López. En “La canción del Croupier del Mississippi” se lee: “Me digo que soy Pessoa como Pessoa era Álvaro de Campos”. ¿Qué hay de Pessoa en ti, Leopoldo?

Leopoldo María Panero.  La identidad olvidada, un continuo quién soy yo, un eterno traspasar el espejo.

PJPL. En “Imitación de Pessoa” (Last River Together, 1980), afirma en su último verso: “Amor, sé como yo, no seas”. Fernando Pessoa decía que “somos los que no somos”, usted ha dicho “Yo no soy el que soy” o “El ser no es lo dijo Gorgias en el Sofista”, ¿Cree que en la nada, en la abdicación, en la vida sin vida, en la poesía, en la total heterogeneidad del ser está el único reino posible de la vida y de la poesía? ¿Es la poesía una negación del dolor de la vida?

Panero visto por SCIAMMARELLA
para el diario El País (7/3/14)
LMP. La poesía sí es una negación del dolor de la vida, lo digo porque lo digo, como decía Aleixandre si hubiésemos querido decir otra cosa la habríamos dicho. La vida es un cuento de brujas y el arte también es brujería. La poesía consiste en reafirmar el dolor. Como dije en otra ocasión:

El dolor sin dolor como una sombra vana
como dolor de muelas o caries en una cama.

PJPL. Tanto en usted, como en Pessoa, como en Nietzsche, se hace evidente la imposibilidad de adecuar realidad y lenguaje, si la palabra, como dice Lacan, asesina la cosa, ¿Cómo dice la poesía? ¿Es el laberinto del lenguaje el laberinto de la vida?

LMP. El laberinto del lenguaje y el de la vida no tienen nada que ver. La poesía es una larga redada, una captura atroz de la cosa, una costra en el aire, un grito, una cabeza cortada en silencio, un grito que nunca muere, un silencio.

PJPL. Usted cita con frecuencia unos versos que atribuye a Ricardo Reis: “He escrito estos versos | para que vuelvan los dioses” ¿Comparte con Pessoa un paganismo latente en el fondo de su experiencia poética? ¿Está ese paganismo en su verso “y la poesía es el arte de saber morir”?

LMP. La muerte del verso es la muerte del alma. La poesía conmemora la muerte del hombre, y la muerte del hombre es el único poema. Si lo dijera con un poema:

El limón más atroz es el poema
El suspiro más profundo y el único beso
es el poema
Yo soy el siervo del poema
el lacayo del poema que nos mira sin ojos
en un sueño plagado de monstruos

PJPL. “Hasta que la muerte nos convierta en hombres”, “abrazo el poema para abrazar la nada”, “soy sólo un hombre hecho de nada”, “que sea la nada el único emperador”… ¿No cree que su poesía como la de Pessoa, gravita en torno al noser, la nada, la muerte, la ausencia, que como dijo Foucault, es la condición de posibilidad de toda escritura?

LMP. Sí, así es.

PJPL. ¿No es esa voluntad de ausencia, ese Nadie borgiano y pessoano, ese “querer ser todos para ser nadie”, ese “nadie que corres más que yo” como dice usted en sus poemas, la experiencia radical de la que se nutre su poesía?

LMP. La única existencia de la poesía es el otro, el otro es la única flor, la única esencia, la única sustancia, la sustancia de la muerte.

©LUIS ARENCIBIA (2003)


PJPL. Usted escribe en “Teoría del Miedo” “Temed al hombre de la máscara rota |porque no es | y el no ser es un tesoro”, ¿Su poesía como la de Pessoa, es un estremecimiento ante el espejo, es decir una máscara rota?

LMP. Sí, eso es.

No sabiendo ingrato que era todo mi sagrario
esa máscara negada en el agua pérfida de los glaciares.

PJPL. Ese “bello es perder” del que habla en alguno de sus poemas o el fracaso concebido “como la más resplandeciente de las victorias”, que se parece a esas palabras de Cioran, “sólo una cosa importa, aprender a ser perdedor”, y que en
buena parte es una actitud propia de Pessoa, ese extraño pesimismo ante la vida, que ama la vida, que odia la vida por amor a ella, que encuentra en la destrucción la única Beatriz posible, ¿es esa la única poesía, y la única vida posible?

LMP. La vida es un cuento dicho por un idiota lleno de ruido y de furia. [Lo dice en inglés usando palabras de Shakespeare.]

©ANTONIO GARCÍA VILLARÁN (2014)
para EL CLUB EXPRESS
PJPL. Ha mostrado interés por la vertiente ocultista de Pessoa, ¿Cree que la ausencia de misterio es la muerte de la poesía?

LMP. Creo que la muerte es el único misterio y la única vida. El siglo aterrado de no haber reconocido que la muerte triunfaba en esta voz extraña. [Lo dice en francés usando palabras de Poe.]

PJPL. Fernando Pessoa escribió una gran cantidad de documentos sobre la relación entre el genio y la locura. ¿Qué opinión tiene a este respecto? ¿Qué hay en común entre el genio y la locura? ¿Nace la locura y el desasosiego del dolor de la lucidez?

LMP. Nacen del dolor de la conciencia. Creo que la única obra de arte debe estar hecha con la vida, es así que la mejor obra de Byron es su vida. La vida termina en Missolonghi.

PJPL. Uno de los primeros heterónimos de Pessoa, Alexander Search dice que “la inspiración poética es un delirio equilibrado (pero siempre un delirio)” ¿Está de acuerdo?

LMP. El que lo dice es Ricardo Reis. Ni obra, ni espíritu, ni arte, no hay nada, nada salvo un bello pesanervios, como decía Artaud.

PJPL. Usted afirmó en un texto dedicado a Fernando Pessoa “Biografía y Nada”(ABC, 1989; http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1989/02/11/109.html) que “la única cumbre es aquella sólo alcanzada por Fernando Pessoa que consiste en jugar a jugar”. ¿Es la poesía ese jugar a jugar que renuncia al absoluto y hace de la nada un lugar vivible y aliviador?

LMP. También dije en otra ocasión:

No hay huída ni evasión ni sueño
y el hombre de la tabaquería sonrió





*Esta entrevista no se podría haber producido
sin la mediación y transcripción hecha por Esther Aldaz
Brunetto a quien agradecemos su amabilidad en el proceso.
Pessoa Plural, Revista de estudos pessoanos,nº4, 2013.Brown University.



Las dibujos utilizados proceden de los siguientes enlaces:
http://www.laprovincia.es/cultura/2014/03/16/cenizas-panero-limbo/596344.html
http://cultura.elpais.com/cultura/2014/03/06/actualidad/1394106885_605843.html
http://elclubexpress.com/blog/2014/03/10/leopoldo-maria-panero-muerto-un-craneo-sin-dientes-sonrie/
http://blogs.revistavanityfair.es/vanityshow/2011/06/13/los-escritores-de-madrid-al-cielo-en%E2%80%A6-la-fiesta-de-planeta/






No hay comentarios: