jueves, 17 de septiembre de 2015

DESORDEN, de Sergio Arlandis (por Isabel Alamar Torró).





Desorden
Sergio Arlandis

Valparaíso Ediciones, 2015





Nos llega bajo el innovador sello de Valparaíso Ediciones el nuevo poemario de Sergio Arlandis, Desorden, cuyo tema principal será la emigración, el poeta se ve obligado a dejar su país para emprender una nueva etapa profesional como profesor en la Universidad de Pensilvania. Y este será el principal hilo conductor de todo el libro, por ejemplo, en la página 30, dentro del poema MANUAL DE INSTRUCCIONES PARA ULISES, DESDE EL OTRO LADO, nos encontraremos recomendaciones que el propio poeta se hará a sí mismo: “Que cada voz que suene ahora sea una promesa”, nos dirá ya en el primer verso, y en el noveno nos advertirá: “Haz tierra propia / del vacío si te vence” y en los tres últimos concluirá: “mira la tierra, acaricia a tu perro / cuando se acerque a olerte los tobillos. / Solo él hará de ti su única patria”. Y el libro terminará con un largo poema en prosa titulado UN ESPAÑOL QUE SE MARCHA.

No obstante, también hallaremos en el libro otros ítems cruciales como el amor, que será a todas luces el principal baluarte al que el poeta se aferrará  con un léxico casi litúrgico (liturgia, altar, bienaventuranzas, sudario, milagro… son solo algunos de los vocablos relacionados con la Religión que utilizará para hablarnos del amor y también de otra de sus grandes pasiones, la poesía). Tenemos ejemplos de todo esto en la página 34 en el poema, HIJO DE UNA CÁLIDA PALABRA, cuando nos dice: “Cada poema resuena / en mí como el agua que cae sobre la cabeza / de un niño en su bautismo”. Y, aparte, en otros muchos poemas veremos reflejada su gran dedicación al lenguaje (no en vano ahora es profesor de Filología en la Universidad de Pensilvania y antes fue docente en la de Valencia, y a él le debemos, también, importantes estudios sobre autores de la talla de Brines, Aleixandre o Siles), de hecho, en la página 52, dentro del poema GRAMÁTICA NOCTURNA nos encontraremos con una pregunta como la siguiente: “¿Es esto morir a golpe de metáfora?”, o estos otros: “El silencio me desgaja leves fonemas, que solo tú oyes”. Y en MÉTRICA SILENCIOSA volveremos a ver el recurso de la metapoesía ligada al amor en: “En la curva de nuestra sinalefa / cae una lluvia de acentos: / y es tu vientre el que asume / el recuento de las gotas impares”.

Y es que la escritura de Arlandis parece casi elástica por su alta capacidad para introducir palabras de otros campos como el económico o el legal, aparte del metalingüístico o religioso que ya hemos visto antes, como hace en la página 17 con el título que da al segundo bloque del libro SENTENCIA DE LUZ o con el título que le pone al poema de la página 27, LEY DEL MARCADO, o el de la página 33, B.O.E. (BOLETÍN OFICIOSO DE TU ESTADO) o el de la página 51 ya perteneciente al tercer bloque, BALANCE DE SITUACIÓN DIARIA.

Se trata de una voy extremadamente culta, pero que a la vez se muestra nítida, cálida, cercana y pasional y sobre todo siempre actual. No en vano, con ella consigue aportar nuevos valores a la Literatura española, por este motivo, quizá haya sido uno de los autores seleccionados junto a otros cuarenta jóvenes poetas para aparecer en la antología, El canon abierto Última poesía en español, editada recientemente por Visor.



En fin, un libro, que es todo un lujo de lectura imprescindible, pensado para ser leído con calma y detenimiento saboreándolo, poco a poco, ya que este DESORDEN que nos propone Arlandis comparte mucho con la situación de más de un lector de nuestro tiempo y, por lo tanto, tiene mucho que dialogar con él y con toda la sociedad.





ISABEL ALAMAR TORRÓ


Nace en Valencia en 1970. Es licenciada en Filología Hispánica y en Filología Valenciana por la Universidad de Valencia. Algunos de sus poemas, reseñas literarias o artículos sobre lingüística han aparecido en prestigiosas revistas como Prisma, Espacio Luke, Culturamas, Todoliteratura.es, The Barcelona Review, Espéculo… y periódicos como El Correo. También ha sido incluida en varias antologías, por ejemplo, en 2007 en Ventanas (Antología de poetas valencianas), Torremozas. Y también en Poesía experimental española (antología incompleta), Calambur, 2012 y en la antología Arquitectura de la palabra, Instució Alfons el Magnànim, 2012 y, recientemente, en la antología, Un viejo estanque. Antología del haiku contemporáneo en español, Comares-La Veleta, 2014. En el 2005 fue finalista con su poema “Manos“ del II Premio de Poesía Ángel Miguel Pozanco, y en 2009 fue también finalista del I Premio de Poesía Satírica convocado por la plataforma de asociaciones culturales de Valencia con su poema “Valencia del alma mía”. Actualmente, dirige en la Red un Portal literario CasaEscritura, www.casaescritura.es.



 

No hay comentarios: