lunes, 5 de octubre de 2015

BASURA y LA FIERA de BEN CLARK.


BASURA y LA FIERA de 
BEN CLARK


Conocí la poesía de Ben Clark, al igual que otras muchas cosas, a través de Internet, esa red que nos comunica y aísla al mismo tiempo. Al poco tiempo conseguimos añadir uno de sus poemas a nuestra sección de [REC]itales

La cuestión es que la poesía por internet parece que siempre sabe a poca cosa y a los aficionados a ella nos gusta el formato físico. Queremos libros con el fin de poder doblar las páginas, subrayar con lápices de colores y ponerlos en las estanterías para presumir de ellos. El caso es que durante nuestra gira de presentación del número TRES de la revista, pasamos por la librería granadina Ubú Libros. Allí me encontré con uno de sus últimos libros: Basura, publicado por la editorial Delirio en un precioso formato cuadrado y tuve que comprármelo.


El título del libro anuncia a la perfección lo que nos vamos a encontrar dentro. Basura es un poemario sobre la basura de este mundo. Entre el vocabulario de los poemas hay palabras como: colillas, ruinas, litronas, botellas vacías, escombros, latas…  Por el planteamiento, puede parecer poco atractiva su lectura, pero Ben Clark consigue dotar a estos elementos de universalidad tratando temas como la pobreza, la riqueza, la soledad, la injusticia social o la inmigración. Uno de los puntos fuertes del poemario es su unidad, ya que los poemas están relacionados entre sí, muchas veces cuentan partes de una misma historia y la temática en cada una de sus partes es similar.




Policía.

Prohibido rebuscar en la basura.
Documentación.
Patada al carro. Rueda estropeada.
Papeles, coño.
Fuera de aquí la noche es un milagro.
Comisaría.
Instrucciones de un hombre y su uniforme:
<<vuelve a tu casa y da
nuevas instituciones a tu tierra>>
Carro inservible.
Frío.


Después de Basura, Clark ha publicado otros poemarios que no he leído y de los que no puedo hablar. Pero su último libro ha llegado a mis manos hace poco.




La Fiera (SLOPER, 2014) es otro poemario con un título sencillo que nos hace entrever qué es lo que podemos encontrar dentro. En él hay todo un universo significativo encerrado. El poemario recibió el premio Ciutat de Palma Joan Alcover 2013, así como el premio El Ojo Crítico de RNE. Dentro de La Fiera está toda la humanidad. Todo ser humano, como animal que es, ha sentido impulsos básicos e incluso autodestructivos. Con esta lucha interna y externa es con la que juega el autor en su libro. En este poemario hay menos sentimiento reivindicativo que en Basura, pero por otro lado hay un sentimiento universal, ya que todos los seres que habitamos el planeta tenemos algo de animal y de fiera.



…Porque muerde y araña –sobre todo

porque muerde- se aplican correctivoss
 a la Fiera.

                   No basta

con las descargas brutas de silencio,
a veces se precisa tomar medidas drásticas
-por el bien de la Fiera y el de todos-,
se le conduce entonces
a los parques podados y a los cines,
a los patios azules y a las playas
primeras sin que ofrezca ninguna resistencia.
Después, la precisión del protocolo
lo empuja hacia un portal de luz ambigua
donde la Fiera ya no aguanta más:
allí escupe y golpea
y aúlla penetrado –hoy lo sabemos-
por un punzón mercúreo.


Tarda apenas dos horas en calmarse.

Después regresa solo, sin que nadie le obligue
a la cama sin sábanas
de siempre, donde llora y duerme a ratos 
y no sale ni muestra ya los dientes
durante varios días…


Palabras como fiera, bicho, salvaje, pájaros, bárbaros… se suceden y repiten a lo largo del libro cargadas completamente de significado. Esta repetición le otorga, también, cohesión a la colección de poemas. Siempre es interesante que los poemarios muestren una cierta unidad y que no parezcan una recopilación de poemas escritos durante el mismo periodo. 

Dividido en dos partes. La primera, llamada Wild Thing es más rabiosa y revulsiva mientras que la segunda parte, Animales Perpetuos, es más personal con poemas en primera persona más humanos, pero siempre animales. A esta segunda parte pertenece este poema de romance apocalíptico.  



SI LLEGA EL FIN DEL MUNDO (21. 12. 12)

Si llega el Fin del mundo y tú te has ido

al "gym" porque hoy es viernes
y has dicho que no importa; que a ti nada
te va a impedir correr siete kilómetros
antes de que reviente el Universo.
Si llega el Fin del mundo y me sorprende
aquí, en el escritorio,
pensando en ti corriendo hacia el final
de los Tiempos,
quiero dejar escrito aquí y ahora
que me parece bien; que no concibo
un final más espléndido y más puro:
los atascos de un viernes por la tarde,
los compromisos rotos de otro sábado;
todas las cosas breves
empujadas de pronto hacia una huida
y mientras tanto tú
corriendo y preguntándote si iré
a buscarte después,
y mientras tanto yo
pensando en recogerte a la salida,
duchada y expectante, para irnos a cenar
como si no importara,
a ese bar de las tapas al que vamos
los viernes, cuando sales del gimnasio.


Es un escritor joven con una potencia única. Autor con un estilo propio lleno de fuerza. La influencia de los clásicos en sus textos es evidente, así como de los románticos ingleses. A pesar de lo que se pueda pensar, el peso de la tradición en sus versos no le impide innovar llegando a ser uno de los poetas más destacados de su generación. Ben Clark forma ya parte del futuro de la poesía española.





Samuel Jara


No hay comentarios: