miércoles, 9 de diciembre de 2015

Dos poemas de MASCHA KALÈKO



La filóloga Gema Estudillo (Cádiz, 1972) nos trae hoy dos poemas de la austrohúngara Mascha Kalèko, del libro Heimweh nach den Temps perdus (Nostalgia del Tiempo perdido): DER EREMIT y DIE FRÜHEN JAHRE.


Mascha Kalèko nació el 7 de junio del 1907 en Chrzanów (Galitzia). Aunque esta región hoy pertenece a Polonia, en aquel tiempo formaba parte del imperio austrohúngaro por lo que se la considera de nacionalidad autríaca. Murió el  21 de enero de 1975 en Zürich, Suiza.

Mascha Kalèko fue una de los máximos representantes del movimiento literario alemán denominado la Nueva objetividad. En 1933 publicó Lyrisches Stenogrammheft y la obra le supuso el éxito inmediato. En 1934 publicó Das kleine Lesebuch für Große.

El éxito de Kalèko coincidió con la llegada al poder de Adolf Hitler. Por su condición de judía Kalèko emigró a EEUU en 1938 con su familia y allí sobrevivió como escritora de textos publicitarios y de textos infantiles, aunque continuó publicando poesía en revistas literarias de lengua alemana.

A partir de 1955 volvió a Alemania para reencontrase con su publicó sin dejar de vivir en EEUU y en Jerusalén. La poesía de Kalèko es una poesía clara, moderna, en la que predomina el tono nostálgico y melancólico aunque aderezado con un toque de ironía.


Mascha Kalèko es una poeta bastante desconocida en nuestro país. Su libro Tres maneras de estar sola fue traducido por Inmaculada Moreno y publicado por primera vez en España en 2012 por la editorial Renacimiento.





No hay comentarios: