sábado, 5 de marzo de 2016

DOS AÑOS SIN LEOPOLDO MARÍA PANERO



Hoy se cumplen dos años desde que murió LEOPOLDO MARÍA PANERO. Nuestra relación con Panero tiene algo de ese malditismo con el que siempre definen su propia obra. Cuando a punto estábamos de conocerlo en persona, a escasos días de la Feria del Libro de Madrid, el viaje se truncó por varios motivos y nos fue imposible asistir -bien lo sabe Antonio Marín Albalate-. Luego, cuando gracias a la editorial Huerga&Fierro conseguimos un poema inédito que se publicaría en el Número DOS de La Galla Ciencia (Minoría Virgiliana), Leopoldo nos dejó de repente, y el que iba a ser un autor del número pasó a ser el poeta difunto al que quisimos rendir homenaje.

Hoy, dos años más tarde de aquel fatídico día, queremos volver a recordar a nuestro querido LEOPOLDO MARÍA PANERO haciendo un repaso de las publicaciones que LGC le ha dedicado.

El 1 de Abril de 2014, ANTONIO MARÍN ALBALATE nos hablaba de Leopoldo y, no sólo su relación literaria con el "maldito", sino de su relación personal con él en una entrada titulada IN MEMORIAM LEOPOLDO MARÍA PANERO:

Muchos son los recuerdos e impresiones que, de esos dos encuentros, guarda mi memoria. Si tuviera que resumirlos en pocas líneas diría que una de las cosas que más huella dejó en mí fue su fuerte personalidad, tan admirada por quienes le queremos, su discurso ingenioso y brillante —un tanto ininteligible, eso sí— que, salpicado de citas y algún chiste que otro, ponía una nota de humor corrosivo en la conversación.

De la época en que conoce a Panero, surge el libro Leopoldo María Panero, poema que llama al poema, con prólogo del propio pOeta, que publicó Huerga&Fierro Editores en 2012. Con motivo de dicho libro y del homenaje que se le realizó en Cartagena, nuestro amigo y poeta JOAQUÍN PIQUERAS hizo una reseña que también quisimos compartir con vosotros.

Qué bella resulta la sinfonía del acabamiento en sus versos... Antonio Marín Albalate lo sabe y lo celebra,  hasta hace que el magnolio se erija en símbolo, “a la lluvia/ dorada del poema llama el magnolio”, y no precisamente de la mingitoriedad de Panero, sino de la notoriedad de la escritura que nace para flotar el tiempo.




Más tarde, cuando se cumplía un año de su muerte, PABLO JAVIER PÉREZ LÓPEZ, autor del Número CUATRO de LGC, nos trajo un HOY FIRMA titulado HOMENAJE A PANERO, donde reproducíamos parte de una entrevista que se realizó en 2013.

Creo que la muerte es el único misterio y la única vida. El siglo aterrado de no haber reconocido que la muerte triunfaba en esta voz extraña.



Y no podemos olvidar las sentidas palabras que dedicaron algunos de sus grandes amigos, como José María Álvarez o Huerga&Fierro.

Yo lo quería. Y alguna vez lo he puesto como ejemplo de entereza literaria, tan lejana de la absoluta mediocridad, sectarismo y sumisión a "lo correcto" donde suele moverse nuestro olvidable espacio "cultural". He dicho que teníamos formas diferentes de contemplar el Poema, pero coincidíamos en el asombro ante el relámpago.

José María Álvarez


Queremos, asimismo, recordar el poema que nos recitó MONTSERRAT VILLAR en recuerdo de Leopoldo en la sección RECitales. En la sección de LITERATURA Y CINE, nuestro compañero SAMUEL JARA habló de la película EL DESENCANTO, y NOELIA ILLÁN, a propósito de la publicación de LÚCIDOS BORDES DE ABISMO de Luis Antonio de Villena, hizo una reseña de la novela donde el poeta habla de los Panero.

Y para acabar, queremos reproducir el texto sobre Panero y el poema que fue publicado en el Número DOS de LGC:






Sois vosotros los que estáis en la cárcel, yo no.


Con estas palabras se despedía Leopoldo María Panero a las puertas de su residencia tras el rodaje del documental “Un día con Panero”. Horas de conversación con los músicos Carlos Ann y Enrique Bunbury que tuvieron su prolongación en un concierto celebrado en 2004 en Barcelona con la presencia del poeta.

El mismo Leopoldo que en su “Poética” de Los nueve novísimos de Castellet decía Vivo dentro de la fantasía paranoica del fin del mundo y no sólo no quiero salir de ella sino que pretendo que los demás entren en ella. El poeta imperfecto de “La coqueluche”, el más irritante, provocativo e insolente de aquellos que encabezaba Pedro Gimferrer, falleció en Canarias el 5 de Marzo de 2014.


Con Carlos Ann y Enrique Búnbury

Y está Leopoldo como podía estar Juan Luis, pero la generosidad de la editorial Huerga y Fierro, que nos cedió un poema inédito antes de la publicación de Rosa enferma en Mayo de este año -con la mediación de Antonio Marín Albalate-, ha hecho que él cierre la selección de poetas de este Número DOS, como Mariano Pascual de Riquelme cerró nuestro Número UNO.





Poetas que mueren para este mundo pero que siguen viviendo para nosotros.




Panero en la Feria del Libro de Madrid, en el año 2011, donde firmó libros de la ANTOLOGÍA ESENCIAL que realizó para él  y su editorial, HUERGA&FIERRO nuestro amigo y poeta ANTONIO MARÍN ALBALATE. La dedicatoria que figura junto a su foto sentado en la caseta de su editorial es del ejemplar que regaló a la artista Ouka Lele.