jueves, 3 de marzo de 2016

NIÑAS de MARÍA CASTREJÓN (por Samuel Jara)







NIÑAS
MARÍA CASTREJÓN

Huerga&Fierro, 2015










Influenciada por grandes mujeres poetas como son Alejandra Pizarnik y Sharon Olds, María Castrejón es una autora tremendamente implicada con la cuestión de género. Se arrancó en el mundo de la literatura con una guía de narrativa lésbica derivada de sus estudios para una tesis sobre el género. En 2011 publica un poemario titulado Volveré mucho más tarde de las doce y este año ha publicado en Huerga & Fierro Niñas, un poemario donde se habla de género y mucho más.

En este libro los poemas son diferentes niñas que hablan en muchas ocasiones en primera persona, un poemario en muchos aspectos experimental.

Niñas es un poemario que podría clasificarse de “simple” si tenemos en cuenta que lo que nos encontramos dentro son los retratos de 20 niñas cumpliendo las expectativas que nos ofrece el título, Pero esta visión es incorrecta, ya que detrás de cada poema hay muchas implicaciones y el libro permite una relectura constante. De esta forma, el mismo poema nos puede sugerir una niña muy distinta con cada lectura.

Desde el punto de vista del género María Castrejón ha escrito varios artículos y dado conferencias en varias universidades. Puede ser que sea esta faceta de María la que haga que gramaticalmente en los poemas predomine el femenino, pero no significa que estemos ante una poesía dirigida a mujeres. En las niñas de María Castrejón se puede ver la universalidad de todo el ser humano sin géneros ni etiquetas. Son personajes que no son mujeres ni hombres:

Niña nº 17

Soy la niña sentada en la esquina
de un planeta, abandonada a la gravedad
del silencio mirando en la misma dirección
que los paneles solares y las tumbas
en las carreteras comarcales



Las niñas también son viscerales y a lo largo del poemario nos asaltan con una fuerza sensual que nos inunda de fuego, personajes rebeldes que reclaman su identidad.

Soy la niña que solo quiere follarte
sobre el asfalto ardiendo en el verano


Los poemas nos hablan de manera directa. Las frases son cortas y contundentes, marcando un ritmo frenético. María Castrejón usa un lenguaje actual y fresco para dar pinceladas sobre temas cotidianos o sentimientos universales. 


Soy la niña funcionaria
la niña de ocho a tres
el orgullo de mi madre

María Castrejón desafía el orden con su estilo que experimenta los límites del lenguaje. Además de un lenguaje atrevido, también hay cierto surrealismo que consigue crear imágenes muy bellas.


Soy la niña que no sabe
cuándo dejó de ser violeta
Me obligaron a tener solo dos brazos
me amputaron las yemas
dactilares
y los aromas de la fruta
fueron conscientes de la madera
Soy la niña casi roja

Niñas es un poemario de recomendada lectura, ya que es tremendamente accesible; al abrir una página el libro nos va llevando de un poema a otro y no podemos parar hasta que lo terminamos y entonces volvemos sobre algunos poemas para ver de nuevo a estas niñas que están en constante transformación, aunque las palabras impresas permanezcan siempre iguales.

Samuel Jara



No hay comentarios: