domingo, 1 de mayo de 2016

SÉNECA Y EDIPO



El 30 de Abril del año 65 d.C., Séneca -personaje considerado en aquel momento como peligroso- fue acusado de estar implicado en la conjura de Pisón con el emperador Nerón y condenado a muerte.

Es el historiador Tácito el que nos cuenta cómo un tribuno fue el encargado de darle la noticia al filósofo. De alguien como Séneca se esperaba que fuera él mismo quien ejecutara la orden del emperador. Tras saber la condena, pidió que le dejaran redactar su testamento, pero le fue denegado y todos sus bienes pasaron al poder imperial. Allí mismo decidió con su esposa abrirse las venas de los brazos y las piernas, pero la muerte tardaba en llegar, y Séneca pidió a su médico que le diera cicuta para acelerar el proceso. El veneno no valió de mucho, y finalmente se dio un baño caliente donde el vapor acabó asfixiándolo por el asma que tenía. Su cuerpo fue incinerado sin ceremonia por petición expresa del mismo Séneca.


Séneca, además de muchas obras filosóficas (cartas, diálogos…), escribió unas cuantas tragedias, entre las que se encontrada el Edipo. Recordamos con este LITERATURA Y CINE sobre el mito de Edipo la figura de este pensador y filósofo romano que llegó a ser uno de los personajes más influyentes de su época, y compartimos también el artículo sobre la tragedia de Séneca, que fue publicado en el número 1 de la revista Cayena.



No hay comentarios: