domingo, 5 de junio de 2016

LITERATURA Y CINE: EL CINE-POESÍA (II), por Javier Vayá Albert

  
CINE-POESÍA (II)*



El instrumento lingüístico sobre el cual se implanta el
cine es por tanto de tipo irracional: y esto explica la
profunda calidad onírica del cine, y también su absoluta
e imprescindible concreción.

Pier Paolo Pasolini



Resulta obvia la íntima relación entre el cine y la literatura y, concretamente entre cine y poesía. No solo en casos evidentes como el cine poético de Pasolini o Cocteau, o en la poesía llevada directamente al cine (Hiroshima mon amour, El lado oscuro del corazón) sino también en películas a priori alejadas de cualquier destello poético.
Al menos así es como yo lo siento. Como poeta y cinéfilo (o cinéfago, jamás entendí la diferencia) empedernido he tratado de plasmar en una serie de poemas tal impresión. Cuando escribo poesía la inspiración suele asaltarme desde cualquier punto; una conversación escuchada en el Metro, una escena a la que asisto casualmente en la calle o una frase dicha por un amigo o leída en un libro, cualquier cosa aleatoria que dispare una sensación, una idea que puede o no llevarme a la propia experiencia.

Cuando devoro cine encuentro pura poesía en Rick dejando marchar a Ilsa, en el Grupo Salvaje regresando a por el chico, e incluso en Jack Torrance persiguiendo a Wendy por todo el hotel Overlook.

A veces es la película entera, a veces una escena, un plano o un diálogo concreto. En definitiva estos poemas que conforman Cinepoesía y que alguna vez quisieron ser libro son tan solo un intento de retener esas emociones que el buen cine deja en el buen espectador disfrazadas de coartada poética.


Javier Vayá Albert




*Pincha aquí para leer los poemas.

*El 15 de Mayo publicamos la primera entrada sobre CINE-POESÍA de Javier Vayá Albert. Pincha aquí para seguir el enlace.



No hay comentarios: