domingo, 3 de julio de 2016

EL PAPEL DE LA MUJER EN LA SERIE ACTUAL. EL MITO DE ÚRSULA

El papel de la mujer en la serie actual. 
El mito de Úrsula



Pero ella ha nacido.

Juana Castro



El universo serial televisivo está cambiando, siempre lo hace, como todas las artes, que se adaptan a su tiempo y a su momento. La serie vive hoy en día un auge brutal que llama la atención al mundo entero, pues no se trata de un medio que solo está al alcance de unos pocos, no, nos encontramos aquí una forma abierta de crear historias que convierte la televisión en el nuevo objeto de culto de la sociedad actual. Sabemos que un sector culto siempre ha leído, un sector culto siempre ha ido a exposiciones de fotografía, un sector culto siempre ha ido al cine y un sector culto siempre ha jugado a videojuegos. Pero en este caso, no solo tenemos un sector culto, en este caso tenemos toda una sociedad que ve series, que las sigue y que las disfruta.

En efecto, hoy el mundo entero se aprovecha de este nuevo arte que se halla tras la pequeña pantalla. Y al igual que la sociedad avanza lo hacen sus historias. En este caso vamos a ver la evolución que está tomando el papel de la mujer en la serie actual, tomando como punto de partida el nuevo milenio. En otras palabras, vamos a analizar con creces el mito de Úrsula en la Tercera Edad de Oro de la Televisión, pues ha sido el personaje femenino más importante de Cien años de soledad de Gabriel García Márquez quien más ha destacado en estas nuevas narrativas.

Asimismo, es necesario recalcar que hablar sobre Úrsula es hablar de Eva y del origen del mundo. Úrsula fue quien puso la primera piedra de la familia Buendía y fue también su pilar fundamental y el de Macondo. Por eso es interesante cómo el mito de Úrsula ha sido llevado a la pequeña pantalla a través de nuestras protagonistas. Todas ellas han demostrado su valentía y su fuerza, pero también sus ganas  y su amor por los suyos. Además, también han llegado a hacer pensar a la gente que si caían ellas, caía todo lo demás, igual que sucede en Cien años de soledad con la muerte de Úrsula, aquí mueren nuestras personajes y cae por completo la serie entera. Pues aunque no lo creamos, tanto unas como otras representan el esqueleto de la historia. Si muere la madre del mundo, muere con ella también la vida.

De esta manera nos adentraremos en algunas de las series que hemos escogido para mostrar la veracidad del mito de Úrsula y para dar a conocer que efectivamente la mujer es sobra la que se sustenta toda la serie. No obstante, señalaremos dos excepciones en las que su caída argumental es el inicio de un infierno sobre la tierra; y es que esto también nos sirve para mostrar lo que vendría en las demás series.

En primer lugar, destacaremos el caso de las dos excepciones que, además, se trata de dos series que actualmente continúan en emisión. Estamos hablando de Supernatural y de Outcast. La primera de ellas va camino de la décimo segunda temporada, es decir, es una serie con un largo recorrido. Quien la haya visto sabe sin duda a qué nos referimos con que el mito de Úrsula sea aquí el comienzo del infierno. Igual que en el texto bíblico, Eva fue quien mordió la manzana. Aquí tenemos una familia compuesta por dos hijos (los hermanos Winchester), el padre y la madre. Un una noche cualquiera hay un suceso extraño en la casa y la madre es asesinada. Este será el desencadenante de que tanto los hijos como el padre se adentren en ese infierno sobre la tierra del que hablamos. La madre representaba la quietud y la calma dentro del hogar, pero tras su muerte todo se rompe y todo se acaba.

Lo mismo sucede en la serie Outcast, recientemente estrenada. Tenemos un caso totalmente parecido y es que aquí, aunque tan solo se trate de una familia compuesta por el hijo y la madre, el papel de la mujer el mismo: Úrsula es poseída por un ente sobrenatural y hasta que no acabe con ella por completo no va a dar comienzo la trama de la serie. Justamente, en una de las escenas de estos primeros capítulos podemos ver cómo la familia era feliz hasta que pasó lo que pasó.

Y ya abriendo el abanico de las demás series podemos encontrar a nuestra Úrsula en muchas series actuales. Sin ir más lejos, quien haya visto El Ministerio del Tiempo se dará cuenta de que la astucia y la fuerza total que tiene Amelia no la tiene ninguno de los demás personajes. Amelia es un personaje con entereza que sabe lo que tiene que hacer sin ningún rodeo. Como ya sabe todo el mundo, el protagonismo de esta serie recae sobre un elenco de tres personajes quienes viajan a través del tiempo para conseguir que no se cambie la historia. En otras palabras, sin Amelia nada de esto sería posible. El papel de la mujer juega un rol fundamental, pues gracias a ella nadie se pierde en los laberintos de la serie. Queda claro que sin ella, toda la trama argumental caería del mismo modo que lo hace Macondo.


Por otro lado, pero no menos importante, tenemos a otro personaje femenino que más allá del panorama español refleja muy bien el mismo poder que tiene Amelia. Sin lugar a dudas, Vanessa Yves en Penny Dreadful es mucho más que Eva y es mucho más que Úrsula, ya que de ella depende no solo la trama o el sino de la historia, sino que de ella depende que el fin del mundo llegue o no. La antagonista de una Úrsula infernal, de una Úrsula recaída, triste y misteriosa que consigue ser, incluso, más importante en la serie que el hombre lobo, el propio Drácula, el monstruo Frankenstein, el Doctor Jekyll o el maravilloso Dorian Grey.

Pero también hubo una serie emblemática al comienzo de esta Tercera Edad de Oro de la Televisión que salvaguardó muy bien el protagonismo de Úrsula a lo largo de la trama. Estamos hablando de Ruth en A dos metros bajo tierra. Quizá este sea uno de los mejores ejemplos y de los casos en los que mejor se ha conseguido tratar el mito de Úrsula, pues representa estupendamente la casa familia de los Buendía. Situémonos en la muerte de José Arcadio, tan solo quedaban los hijos y Úrsula. Efectivamente este es el caso de A dos metros bajo tierra. El padre fallece en un accidente de coche y los hijos deben salir adelante como pueden. La madre entonces les inculcará los valores familiares y la fuerza de salir adelante.


Sin embargo, esto no acaba aquí. Quien haya visto American Horror Story se dará cuenta de que sin la mujer la serie no hubiera salido adelante. Podemos escoger por ejemplo la tercera temporada de la serie, una temporada en la que escasean los hombres, pero esto tiene su explicación. La historia trata sobre un aquelarre de brujas donde el objetivo de todas ellas es estar por encima del mundo. Todas lucharán por llegar a ser esa antagonista de Eva que vimos en Penny Dreadful, pero muy pocas al final logran conseguirlo.

Otra serie que ha dado mucho que hablar entre los críticos ha sido nada más y nada menos que Sons of Anarchy. Aquí vemos muy cómo la mujer es sin duda el pilar de toda una serie y toda un grupo de hombres, en este caso, moteros. No debería ser así, pero lo es, nadie va a discutir en las decisiones de Gemma. Ella es la matriarca con todas sus letras. Quizá también sea la conciencia y una representación bastante bien conseguida de la familia. Ella quiere tener a todos unidos, pero tarde o temprano se dará cuenta de lo difícil que supone.

Para terminar nuestra crítica, vamos a hablar de lo que significan para muchos lo mejor de lo mejor de lo que se emite hoy en día. Hablamos nada más y nada menos que de Peaky Blinders y Juego de Tronos. Por un lado tenemos una serie de corredores de apuestas ilegales de principios del siglo xx y por otro una serie de fantasía ambientada en la Europa medieval. Por un lado tenemos una serie muy bien tratada y con un resultado total y por otro lado tenemos una serie espectacular con un índice de impacto impresionante. En otras palabras, por un lado tenemos a Polly, una mujer que quizás ocupe el mismo sino argumental y matriarcal que Gemma de Sons of Anarchy; y por otro lado tenemos a Daenerys con un sentido de liderazgo y de renovación impresionante. Lo que realmente caracteriza a ambas es la superioridad y la lucha por la igualdad: tanto una como la otra luchan en sus tramas por demostrar al mundo entero que los hombres no son mejor que ellas.


Por lo tanto, ha quedado más que demostrado que Úrsula no murió por completo en la obra de Gabriel García Márquez, su espíritu vagó libre por el resto de los medios y llegó a parar, entre muchos otros, al medio de la serie. La pequeña pantalla se ha nutrido de ella para crear una protagonista total, y esta vez sí que es total, pues igual que antes, igual que ahora e igual que siempre veremos a nuestra Úrsula en todas partes por el resto de los tiempos.


Cristian Cuenca Pozo



No hay comentarios: