lunes, 5 de septiembre de 2016

YA NO ES TARDE de BENJAMÍN PRADO (por Andreu Cañadas)



BENJAMÍN PRADO: SALDAR CUENTAS





Ya no es tarde

Benjamín Prado

Visor (2016)







“Ya no es tarde” (Visor, 2016) es el último poemario de ese hombre enjuto y de voz arropada que es Benjamín Prado. Presenta una miríada de conversaciones con María, su motivo, a través de una nómina de personajes con los que se redescubre el tránsito: Borges, Pessoa o Freud serían algunos de los que se podrían citar sin desvelar demasiado.

Que Benjamín Prado hablara de Gil de Biedma en la presentación en la que descubrí este poemario,  no es ninguna casualidad. En “Ya no es tarde”, lleva a otro plano esa delicada fluidez estilística del autor de Moralidades, algo que en poesía es terriblemente complicado pues supone remover la forma lingüística hasta que se olvide de sí misma para abrirle sus costuras a un sentir plural. Sabemos que el lenguaje puede ser tramposo y nos puede encerrar en callejones sin salida. Aún así, también nos han enseñado novísimos o vetustos surreales que una mayor autorreferencialidad lingüística puede crear excelentes aventuras y alternativas.

Sin embargo, en “Ya no es tarde” Benjamín Prado salda cuentas con lo mejor de aquello publicado al calor de la mitad del siglo pasado, donde cabría incluir no sólo las consabidas generaciones sino también poetas ya consagrados que vuelven a aflorar por esas fechas. Así, influencias diversas como Alberti, Ángel González o Cernuda se saborean. Salda cuentas dignificando a través del uso a todo un impulso literario, a veces denostado bajo categorías como «poesía social» o para los siguientes años «poesía de la experiencia» que, transformadas en clichés, hunden a los autores en generalidades que no se corresponden con su diversidad creativa.

Benjamín tiende su mano tatuada de esa herencia y nos regala un plato de sabores hondos y reposados que nos decantan. Hondura porque en sus composiciones hablan reflexiones y experiencias imbricadas y lo más importante, sin que los conocimientos ahoguen una sensibilidad que conmueve los paladares en su honradez expresiva. Un plato íntegro.

Rilke decía que una obra de arte es buena cuando surge de la necesidad. Personalmente, también creo que ese sea el mejor acicate artístico: si no hay nada que decir, ponerse a componer sólo porque el calendario lo manda podrá concluir en un producto retórico. Benjamín Prado ha estado ocho años sin publicar un poemario. Ahora había un motivo: amor y rescate. Ahora, ha saldado la cuenta.


Andreu Cañadas



Andreu Cañadas Cuadrado nace en la ciudad valenciana de Elx en 1990. Realizó el primer ciclo de la licenciatura de Historia del Arte en la Universidad de Barcelona. Se licenció en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández. Actualmente, ultima su investigación en un programa de Doctorado en Ciencias Sociales y Humanidades. Ha realizado diversas estancias en el extranjero.
Ha publicado el poemario “Del Cascarón y el Huevo” con la Editorial Devenir en 2016. Además, ha ido publicando artículos en los campos académico y periodístico.
También ha realizado estudios musicales, siendo profesor particular durante diversos años. Otros trabajos realizados se han centrado en el campo ambiental, el de la gestión y el de los cuidados.


No hay comentarios: