miércoles, 19 de octubre de 2016

ANTES DE QUE OLVIDES de MARÍA JESÚS SOLER ARTEAGA (por Pedro S. Sanz)






ANTES DE QUE OLVIDES  

María Jesús Soler Arteaga

Editorial Anantes, 2016











   París no es sólo una gran urbe europea, es también un lugar de leyenda en el imaginario colectivo. Durante el siglo XIX y la primera mitad del XX, París fue un centro cultural y artístico de primer orden; los dramas naturalistas de Zola, la inocencia de las bailarinas de Dégas o los versos decadentes de Verlaine son ecos que aún resuenan en los adoquines y mansardas de París. Voces y brillos que se extienden desde Montmartre, donde naciera el cubismo, hasta los cafés de Saint-Germain-des-Prés, en cuyas terrazas Sartre rumiaba su pipa y su existencia, pasando por Montparnasse, donde viviera de exceso en exceso la bohemia que cantara Charles Aznavour, sin olvidar el Barrio Latino, por donde paseaba su desencanto y picardía Henry Miller, treinta años antes de toparse con las barricadas del mayo francés, levantadas con flores, consignas y juventud poetizada, que tomaba a golpe de verso las calles, esas mismas donde Cortázar creaba un universo para la Maga.

   Antes de que olvides es el trazado de un itinerario que queda inmortalizado en instantáneas de un álbum personal, donde cada poema es una postal que María Jesús Soler envía al lector y donde las palabras son engranajes que ponen en movimiento las imágenes congeladas en las coordenadas de sus títulos. Cada poema es una parada, refugio, de un periplo callejero que conforma un mapa sentimental, una ruta que se podría trazar sobre un plano de la ciudad cual paseo literario y cultural por París, ése que no aparece en las guías turísticas. Existen lugares que son bellos simplemente. Existen otros que adquieren un significado especial. En este caso, París cumple las dos premisas de las frases del poeta Odiseas Elitis, pues hay lugares donde uno se reconoce, igual que se reconoce en un poema ajeno.

   La autora viaja desde la evocación del imaginario colectivo al personal, y de ahí al del propio lector. Parte de imágenes, aromas y sonidos evocados para evocar en el lector todo un conjunto de recuerdos que pertenecen a su propia historia, a veces común y compartida, pero también íntima y secreta.
  En esta aventura, que es a la vez visita de una ciudad cautivadora y viaje interior emocionado, impera la búsqueda de la luz, una pequeña luz a lo lejos, como una esperanza que crece, en una huida hacia delante donde la voz poética persigue su propia sombra. Cada poema, cada coordenada, es un intento de anclaje de una historia de amor, un amor sin aspavientos, sin máscaras de mitos ni alharacas de artificio, un amor que hay que reflotar y rescatar a cada instante del peligro de olvido, de las aguas corrosivas del tiempo, de la inconsistencia de la memoria.

Porque a veces sospechamos que la vida está en otra parte, y en el día a día se impone la sensación oscura y penosa de estar siempre fuera de sitio, María Jesús Soler lleva a cabo en este libro la construcción de una nueva ciudad, entre real e imaginaria, reconocible y vaporosa, completando el montaje de un escenario que arrope sus dudas y hallazgos, sus epifanías y temores. Es la suya otra visión de esa poliédrica urbe, alzada en el tiempo y la cultura, que cada paseante, artista, escritor o lector acaba haciendo suya.


Pedro S. Sanz


GARE D'AUSTERLITZ

Después de atravesar la noche,
los mapas, las señales,
la tierra y los pasajes,
saldremos a la luz.
Quedarán atrás como un sueño
las estelas que dibujamos
en lugares de los que no aprendimos
el nombre y que serán un vago apunte,
los recuerdos sobre el papel
de unos días robados
al desaliento de la escarcha
llorando en los tejados.
Y mientras todo se derrumba,
saldremos a la luz,
brotaremos como palabras
de amor en las aceras.


No hay comentarios: