miércoles, 26 de abril de 2017

EIRINI MARGARITI: LA EDAD DE INOCENCIA, LO ROMÁNTICO Y LA ANGUSTIA


Eirini Margariti: 
la edad de inocencia, lo romántico y la angustia

Eirini Margariti (Atenas, 1979), se graduó en la Escuela Superior de Arte Dramático «Αρχή» (“Principio”). Ha colaborado con el Teatro Nacional del Norte de Grecia, con el Teatro Municipal de Patras y con muchos artistas conocidos. Además, ha dirigido muchas películas basadas en cuentos. Su primer poemario Flamenco recibió el premio Yiannis Varveris, 2015 otorgado por la Asociación de Escritores.


Margariti escribe una poesía con palabras antipoéticas, realistas. El lirismo se elimina para dar paso a una poesía llena de sentimientos fuertes. Los versos cortos y, a veces, cortados caracterizan su obra, en la mayoría de los casos. En el segundo poema el lector puede ver ese tipo de escritura en la cual el verso de repente cesa “Pocas veces antes/Es un niño”, y después empieza de nuevo “Niño/Escondido en su cama” y cesa de nuevo creando así un “círculo vicioso” de versos, palabras y sentidos…

La escasez de verbos o sintagmas verbales y la abundancia de sustantivos y adjetivos dan un ritmo que va acelerándose en cada verso y también ofrece al lector una sensación de angustia e inmediatez.

El primer poema dio el título al primer poemario de Margariti. Según la creadora, el flamenco y su color rosa tienen una inocencia que todos necesitamos mantener viva en nuestras vidas. El tema de la inocencia cobra gran importancia en la obra de Margariti y otros poetas griegos de la misma generación. Los poetas alrededor de la edad de los 35 años quieren conservar la memoria de una niñez dulce y tierna. Los poetas de esa generación vivieron una época bastante buena con cierto desarrollo económico. Sus padres gastaban sus sueldos en juguetes y ropa (azul o rosa, según el sexo del niño) para sus críos. Me acuerdo de habitaciones infantiles llenas de un color azul pastel o rosa palo. Y lo digo eso porque hoy en día eso va cambiando: las nuevas generaciones escogen colores más neutros para sus niños. De todos modos, todo este ambiente de color azul o rosa, el aire romántico que trae ecos de épocas anteriores, se ve claramente en el poema de Margariti.

En su poema “Concentrado” (inédito) habla de la soledad y del amor, del tren y de los encuentros. Una soledad diferente puesto que hoy en día todos tenemos muchos amigos (en las redes sociales y en los trabajos) pero la soledad sigue existiendo, dentro de nuestras almas, cada día más fuerte. El tren que va y viene, las personas que tratan de mantener sus vidas a través de una eterna ida y vuelta, los trabajos que cada día tienen más dificultades… Todo eso es la inspiración de Margariti.

El último poema es también inédito, Eirini me lo ofreció amablemente para La Galla Ciencia. Es un poema en prosa. El estilo antipoético en la forma esta vez ofrece una pincelada diferente; Eirini para abalanzar la forma con la escritura emplea palabras más poéticas esa vez: las velas, el mar, las voces cobran el espacio más vital en el poema.

Margariti, con su estilo tan personal, se puede considerar como una poeta representativa de la nueva generación. Los poetas más jóvenes, que tratan de encontrar su voz definitiva dentro de una sociedad con grandes problemas económicos y a través de una infancia que desempeñó un papel decisivo en su formación literaria, encuentran en Margariti un portavoz digno de mencionar.

Natasa Lambrou

*Pincha aquí para leer sus poemas





No hay comentarios: