domingo, 25 de junio de 2017

LITERATURA Y CINE: LA MILLA VERDE


LA MILLA VERDE


A todos nos llega el final; sé que no hay excepciones. 
Sin embargo, Dios mío, a veces el pasillo de la muerte parece tan largo...

El PASILLO DE LA MUERTE (Stephen King)







"El pasillo de la muerte" ("The Green Mile") es una obra del escritor estadounidense Stephen King, autor muy conocido por sus novelas de terror. Sin embargo yo siempre he creído que tiene dos estilos de escribir bastante diferentes: el de terror y el dramático-fantástico. Si te gusta el miedo, por ejemplo, no dejes de ver “El cementerio de animales”, “El resplandor”, “Carrie”, “It” o “Cujo”, entre otras obras. Pero si quieres conocer al escritor dramático o fantástico, no dejes escapar las novelas de “La Milla Verde”, “Un saco de huesos”, “Apocalipsis”, “La historia de Lisey” o “La torre oscura”.


La historia de “La Milla Verde”, que acontece en el año 1932, se divide en seis partes: el primer libro se  titula “Las gemelas asesinadas”; el segundo, “Un ratón en el pasillo”; el tercero, “Las manos de Coffey”; el cuarto, “Una ejecución espeluznante”; el quinto, “Viaje nocturno” y el último,  “La hora final de Coffey”.  

El libro, inicialmente, se publicó por entregas y tuvo bastante éxito. Stephen King recibiría el premio Bram Stoker a la mejor novela en 1996. Cuando fue adaptada para el cine, comenzó a publicarse como “La Milla Verde”, con todas las entregas en una sola novela. Hay que indicar que el bloque de los condenados a muerte fue apodado como  “la Milla Verde”, debido a que el suelo de linóleo tenía un color lima deslucido.

La novela comienza así:

“Todo ocurrió en 1932, cuando la penitenciaría del estado aún estaba en Cold Mountain. La silla eléctrica también estaba allí, por supuesto. Los internos hacían chistes sobre la silla; la gente siempre hace bromas acerca de las cosas que le asustan pero no puede controlar. La llamaban la Freidora o la Gran Licuadora. Bromeaban sobre la cuenta de la luz o la posibilidad de que el alcaide Moores preparase allí la comida del día de Acción de Gracias, ya que su esposa, Melinda, estaba demasiado enferma para cocinar…”

La novela está narrada por el ex funcionario de prisión, Paul Edgecomb , quien ya es un anciano de unos 108 años, residente en un geriátrico, y que le narra a su amiga Elaine lo acontecido durante el año 32. Cada parte en la que se divide la obra suele empezar con Paul narrando lo que le sucede en el geriátrico y que de alguna forma se vincula con lo que le ocurrió tiempo atrás, en un continuo flash-back.


Paul era un vigilante encargado del Bloque E, es decir, el bloque en donde esperan los presos la pena de muerte, un pasillo que separa a los condenados a la silla eléctrica del resto de reclusos. En ese corredor de la muerte hay varios detenidos que están esperando su ejecución por los crímenes cometidos. En él está John Coffey, un negro que está acusado de asesinar y violar a dos niñas gemelas llamadas, Cora y Kathe, de nueve años. Coffey es un hombre enorme, con una personalidad bastante ingenua y que esconde un don especial. Al principio, todos los funcionarios lo consideran culpable de esos asesinatos, pero éste discapacitado psíquico, tiene poderes de curaciones, los cuales demuestra con Paul Edgecomb, quien sufre una fuerte infección urinaria y le cura. Coffey, tras las curaciones, expulsa el mal de su cuerpo vomitando en forma de polillas negras, que se vuelven blancas hasta que desaparecen.

Otro de los reclusos es William Wharton, quien se apoda “Billy el Niño”, está acusado de varios asesinatos y es un ser sádico y despreciable. Al final se descubre que fue Wharton quien asesinó a las gemelas. Este preso es asesinado por el vigilante Percy, dentro de su celda.

El preso Eduard Delacroix ha violado y asesinado a una jovencita y, después llevar el cuerpo inerte tras unos bloques de casas, acaba incendiando  una de las viviendas con sus dueños dentro, entre los fallecidos estaba una mujer embarazada. Delacroix logra adiestrar a un pequeño ratón al que adopta como mascota, Cascabel, pero el cruel funcionario Percy lo aplasta con una de sus botas de trabajo y Coffey logra revivirlo con sus poderes.

Entre los funcionarios está Paul Edgecomb, el jefe de La Milla Verde durante la depresión económica de 1929. Paul es premiado por Coffey  con el don de la vida. Brutus Howell “Mole” es el segundo a cargo en la prisión. Percy Wetmore es un oficial cobarde, insoportable, neurótico  y perverso. Ha entrado a trabajar en la cárcel porque su tía está casada con el gobernador del estado. Harry Terwilliger es el funcionario más antiguo y asegura que Coffey es culpable. Harol Moores es el director de la prisión y amigo de Paul. Está casado con Melinda, quien sufre un tumor cerebral inoperable, el cual desaparece tras ser curado por el recluso Coffey. Dean Stanton es el funcionario más joven de todos, que llora tras la ejecución de Coffey. También se asusta cuando el ratoncito se mete a jugar en la cámara acolchada.

El ratoncito Mr. Jingles (Cascabel)  es casi otro personaje: causa varios problemas en la Milla Verde, pero rápidamente se gana las simpatías de los funcionarios, que pasan de querer matarle a darle de comer. Cuando Paul deja la prisión se lo lleva a vivir con él.

Uno de los capítulos más duros o crueles es cuando le llega la hora de ser ejecutado al preso Delacroix. El perverso funcionario Percy desea participar en la ejecución, por lo que su compañero y jefe Paul tiene que acceder a regañadientes. Éste le pone la condición de solicitar un cambio de prisión tras aplicar la pena de muerte. Percy no moja la esponja  que se coloca sobre la cabeza de Delacroix, con el fin de que la descarga eléctrica  llegue rápidamente al cerebro y el preso muera sin dolor y de una forma ligera. Percy quiere saber qué ocurre al no mojar la esponja y el preso muere calcinado, lentamente, con terribles dolores y convulsionando hasta quedar totalmente quemado.

Otra de los partes dramáticas es cuando Paul, al evidenciar el don curativo de Coffey, planea sacarle del corredor de la muerte y llevarlo a la casa del director de la prisión para que cure a Melinda, su esposa, quien sufre unos dolores espantosos debido al tumor cerebral. Paul tiene la ayuda de sus compañeros Brutus, Harry y Harol. Para no levantar sospechas drogan al preso Wharton y aíslan al vigilante Percy en la celda acolchada, con una camisa de fuerza y la boca amordazada, alegando que es un “castigo” por no mojar la esponja en la muerte de Delacroix. En casa del alcaide, que no sabe nada de lo que está sucediendo, Coffey logra salvar a Melinda, pero se resiste a vomitar “el mal” y los vigilantes lo llevan, medio enfermo, de nuevo a su celda, pensando que al tragarse el tumor de Melinda moriría antes de sentarse en la silla eléctrica.  Sin embargo, cuando Percy es sacado de la celda acolchada, es atrapado por Coffey y le transfiere ese mal. Entonces, Percy en una especie de trance se dirige a la celda de “Billy el Niño” y lo abate a tiros. Al final Percy, catatónico, es recluido en un siquiátrico, donde irónicamente iba a pedir el traslado.

Por último, Paul ya sabe que Coffey es inocente de los crímenes de las gemelas, pero no puede demostrarlo, por lo que le sugiere qué puede hacer para ayudarle. El grandullón le ruega que se cumpla la sentencia, pues está cansado de sentir el dolor de la gente como si le sucediera a él. Al final es llevado a la silla eléctrica y acaba ejecutado. Tras su muerte, Paul y Brutus piden el traslado a un correccional de menores.  Paul le acaba explicando a su compañera del geriátrico, Elanine, que tanto él como el ratón recibieron poderes de Coffey y de alguna manera les cambió la vida. Han vivido muchos años y han visto cómo la esposa de Paul muere en un accidente de tráfico y él nada pudo hacer por salvar su vida, así como el envejecimiento de amigos y familiares., mientras que él continua viviendo.

La novela finaliza con la cavilación  final: "A todos nos llega el final; sé que no hay excepciones. Sin embargo, Dios mío, a veces el pasillo de la muerte parece tan largo...”. Un gran libro conmovedor, duro, tierno…, con una gran historia que convence y que está muy bien narrada, por lo que os recomiendo que la leáis. Me gustó mucho desde su inicio hasta su final y he de confesar que es lo segundo que leo de King, pues el terror no es el género que más me gusta. Consigue atraparte desde el principio.

En cuanto a la película, "The green mile" (1999) está basada en la novela de Stephen King, que se publicó en español con el título “El pasillo de la muerte”. E director, Frank Darabont, la adaptó, produjo y dirigió. Entre los actores principales encontramos a Tom Hanks, Michael Clarke Duncan, David Morse, Sam Rockwell, Barry Pepper, James Cromwell, Doug Hutchison, Bonnie Hunt y Patricia Clarkson. 

Fue una película muy aclamada por la crítica pero, aunque consiguió cuatro nominaciones a los Oscar, no consiguió ninguna estatuilla. Estas candidaturas fueron Mejor película, Mejor actor de reparto (Michael Clarke Duncan), Mejor guión adaptado y Mejor sonido. Michael Clarke Duncan también logró una nominación al Globo de Oro como Mejor Actor de Reparto. En el 2000 fue galardonada con el Premio Saturno a la mejor película, al mejor actor secundario/de reparto (Michael Clarke Duncan) y a la mejor actriz secundaria (Patricia Clarkson)

El director, Frank Darabont (Francia, 1959) es de origen húngaro; era la segunda vez que  Darabont  dirigía una película sobre temas carcelarios: había debutado en el cine con “Cadena perpetua” en 1994, que estuvo nominada a siete estatuillas, aunque no logró ninguna. Como director es conocido por las adaptaciones de varias novelas de Stephen King, como “Cadena perpetua” (1994), “La milla verde” (1999) o “La niebla” (2007), aunque ahora se dedique a escribir y dirigir la serie “The Walking Dead”.

Paul Edgecomb es interpretado por Tom Hanks (1956); también iba a interpretar el papel de este mismo personaje cuando ya es anciano, pero las pruebas de maquillaje no le hacían parecer lo suficientemente creíble y por eso decidieron que Dabbs Greer realizara ese papel. Logró su primer Oscar en 1993 con la película “Philadelphia”, junto a Denzel Washington. Un año más tarde interpretó a Forrest Gump y consiguió su segundo Oscar al Mejor actor, convirtiéndose en el único actor de la segunda mitad del siglo XX que consiguió dos Oscar consecutivos. Además de esos galardones también ha logrado cuatro Globos de Oro, entre otros premios.

John Coffey es interpretado por Michael Clarke Duncan (fallecido en 2012 con 54 años de un infarto). Tuvo una carrera llena de éxitos de taquilla como “Armageddon” (1998), “El Rey Escorpión” (2002), “Sin City” (2005) o “El planeta de los simios” (2001). Michael Clarke Duncan, de casi dos metros de estatura, tras ver que no tenía futuro en el deporte del fútbol, decidió cavar zanjas y  trabajar como portero de discoteca para ayudar a su madre, que era madre soltera. Más tarde, se dedicó a ser guardaespaldas de actores.

Brutus “Mole” Howell es interpretado por David Morse (1953). Este actor y productor americano, ganador de un premio Emmy, entre otras películas de cine y de TV ha actuado en “La Roca” (1996), junto a Sean Connery, “Doce monos” (1995), “Negociador” (1998), “Prueba de vida” (2000) o “Furia ciega” (2011).

El papel de Percy Wetmore lo interpretaría Doug Hutchison. Eduard Delacroix es interpretado por Michael Jeter (1952-2003), actor de teatro, cine y televisión estadounidense. Jeter no ocultaba que era homosexual, ni que era portador del virus VIH y que tenía dificultades por su adicción a las drogas y el alcohol. Jeter falleció de un ataque de epilepsia con 50 años. Debutó en 1979 con la película “Hair”. William “Billy el Niño” Wharton es interpretado por Sam Rockwell, nacido en California en 1968. Hal Moore, director de la prisión de Cold Mountain, es interpretado por James Cromwell (California 1940).

Es una de las pocas novelas en las que no hay diferencias significativas en la película. Aunque es una gran adaptación, os dejo algunas curiosidades. El actor Michael Jeter, que interpreta a Eduard Delacroix, ya trabajó en otro filme con un ratón amaestrado; fue en "Mousehunt" (1997). El filme se rodó en la vieja penitenciaria del estado de Tennessee en Nashville (USA), la misma que se ha utilizado en otros filmes, como por ejemplo "Condenada", "Contra la pared", "La última fortaleza", "Es jugar con fuego", "Ernesto pierde su puesto"…

Con respecto a la película, el libro original tiene alguna diferencia. El ratón Cascabel muere en la novela, por ejemplo. Paul no se encuentra tan sano como en la película, ni se ve la muerte de su amiga Elaine. Tampoco se observa en la película la muerte de la esposa de Paul. El guardia Percy muere asesinado durante un motín de reclusos, y queda afectado pero no idiota. El asesino Wharton, antes de matar a las gemelas, asesina al perro de las niñas, fracturándole el cuello. No obstante son, como digo, pequeñas diferencias pero no demasiado significativas.

Desde que el director de cine Brian de Palma llevase a “Carrie” a la gran pantalla (1976), Stephen King se ha convertido en uno de los novelistas cuya obra se ha llevado más veces al cine. King diría en una entrevista refiriéndose a “La Milla verde”: "Pocas veces se ha visto que una película supere al libro, y ésta es una de ellas".


Águeda Conesa Alcaraz




1 comentario:

Juan Pablo Martínez dijo...

Excelente nota. Leí esta novela a mis 18 años, en el mismo 1999, poco antes de que saliera la película. Hacia un par de años venía leyendo a Stephen King, costumbre que no abandoné afortunadamente en estas últimas dos décadas. En su prolífica carrera, obviamente tiene altos y bajos. Esta novela es uno de los puntos más altos y, junto a La Niebla, la adaptación cinematográfica es quizá el más alto. Stevie es uno de los culpables, junto a tantos otros, que me haya decantado por la escritura, más específicamente en estos últimos meses la del terror tras estudiarla detalladamente. En fin, agradezco que hayan publicado esta notable opinión sobre semejante obra de arte.