lunes, 30 de octubre de 2017

TODO LO Q YO EXISTO NO EXISTE de LE CORBEAU (por Samuel Jara)



Este año la editorial El Sastre de Apollinaire -continuando con su intención de presentarnos autores noveles- editaba Todo lo q yo existo no existe de Le Corbeau. Este nombre es el pseudónimo de Víctor Martínez Rodríguez, un joven autor que rompe todos los esquemas posibles con su opera prima. Este poemario supone una nueva forma de comprender el lenguaje y el pensamiento.

Su autor intenta rebasar los límites de la semántica y la sintaxis. Además de conseguir esta experimentación formal, crea nuevos significados y el mensaje llega con mayor efectividad si cabe.

Hay versos cargados de reflexión y duda existencialista, tema recurrente en estas páginas y que destaca por su particular tratamiento profundizando en estos pensamientos muchas veces complejos y a su vez usando un lenguaje directo, pero también hay líneas cargadas de sentimiento. Para el autor el sentimiento amoroso le permite hablar de la lógica de la existencia o relacionarlo con el orden del universo.


Tú compras flores y plantas para disfrutar viendo cómo se mueren sin tus abrazos, dices que te fascina la naturaleza muerta


pero es más gozoso para ti el proceso de decadencia y tortura
al q sometes a un ser vivo q el del resultado final.

Todo lo q yo existo no existe es un libro que aborda la poesía desde todos los puntos de vista.

Por un lado tenemos esa experimentación formal que no es nada fortuita. Ya en el título podemos apreciar el uso del q propio del lenguaje más cibernético; toda una alegoría de la modernidad y de la presencia de lo digital en lo analógico. Pero ese q no nos habla solamente de la actualidad sino que también es un recuerdo de las vanguardias.  

¿PQ ESTOY TAN FRÍO? pq me sobran las palabras sin sentido

La sintaxis es forzada al máximo creando nuevas ideas lógicas como yo existo ampliando el mensaje y a su vez llevando la semántica al límite.

Veo cómo mi vida se une al verdugo de marineros.
Arqueo la espalda hasta hacerla muy triste.

Podemos ver huellas de un cierto surrealismo y otras vanguardias, pero esto no oscurece el mensaje y es para mí uno de los mayores méritos del libro.

Si cogieras la Vía Láctea y la juntaras en un punto tan gran-

de como un guisante, tendría sabor frambuesa.

Compagina muy bien lo racional con lo irracional del lenguaje. Lo hace también en los temas donde muchas veces se habla de pensamientos y elementos en el mundo de lo inmaterial, pero luego hay versos que hablan de cotidianeidad más mundana.

RESPIRANTE SOL,

luna fundida con el
bosque irradiante.

En resumen, uno de los mayores méritos de este poemario es el equilibrio que mantiene entre la creación de una sintaxis trabajada y unas formas vanguardistas y el mensaje claro que no se pierde entre el surrealismo que rodea al libro. Un conjunto de metáforas cargadas de luces, sombras y reflexión desde la observación. Le Coubeau es un autor que llena de luz y devuelve la vida a las palabras. 

Samuel Jara




1 comentario:

Marcelo Ball dijo...

"...La sensibilidad cuando despierta con el poeta, hace crecer dónde no nace, poda dónde nadie a podado, hace luz en la oscuridad más escondida... y no tiene que hacer morir lo que otros andan cegando la vida por ahí... Cómo a veces lo nuevo no existe...
...Simplemente es o será la eternidad..."